domingo, noviembre 06, 2011

Jesús nos enseña a prepararnos y ser firmes.


Mateo 25:1-13 (Dios Habla Hoy)

La parábola de las diez muchachas

 1 "Sucederá entonces con el reino de los cielos como lo que sucedió en una boda: diez muchachas tomaron sus lámparas de aceite y salieron a recibir al novio. 2 Cinco de ellas eran despreocupadas y cinco previsoras. 3 Las despreocupadas llevaron sus lámparas, pero no llevaron aceite para llenarlas de nuevo; 4 en cambio, las previsoras llevaron sus botellas de aceite, además de sus lámparas. 5Como el novio tardaba en llegar, les dio sueño a todas, y por fin se durmieron. 6 Cerca de la medianoche, se oyó gritar: '¡Ya viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!' 7 Todas las muchachas se levantaron y comenzaron a preparar sus lámparas. 8 Entonces las cinco despreocupadas dijeron a las cinco previsoras: 'Dennos un poco de su aceite, porque nuestras lámparas se están apagando.' 9 Pero las muchachas previsoras contestaron: 'No, porque así no alcanzará ni para nosotras ni para ustedes. Más vale que vayan a donde lo venden, y compren para ustedes mismas.' 10 Pero mientras aquellas cinco muchachas fueron a comprar aceite, llegó el novio, y las que habían sido previsoras entraron con él en la boda, y se cerró la puerta. 11 Después llegaron las otras muchachas, diciendo: '¡Señor, señor, ábrenos!' 12 Pero él les contestó: 'Les aseguro que no las conozco.'

    13 "Manténganse ustedes despiertos --añadió Jesús--, porque no saben ni el día ni la hora.[a]
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Viene a mi mente la palabra JUSTO cuando leo esta parábola de Jesús. 

A veces por no parecer severos o demasiados apegados a las reglas tenemos una suave tendencia a dejar pasar algunas cosas cuando las personas miembros de un equipo no cumplen con ellas. Esto se da a distintos niveles.

Sin mayor aviso promovemos corrupción. O enseñamos a otros a no ser responsables.  
Cito un ejemplo: 
En la Iglesia en la que asisto hace poco se confirmaron varios niños y jóvenes en su fe en Jesús. Para el gran día nos preparamos con prácticas y demás, el día anterior. Esta práctica era de suma importancia y con tiempo se les dijo a los y las servidores del altar (acólitos) la hora en la que debían estar para la práctica.  uno de los niños, quizás el más joven, tuvo la característica de llegar tarde a prácticas anteriores que tuvimos. Esto en varias ocasiones

La Revda. hizo que el resto del grupo decidiera si este niño participaría al día siguiente de la misa por haber llegado tarde. Nunca habíamos visto que ella hiciera tanto énfasis en este hecho, creo que a algunos nos sorprendió. Del grupo presente la mayoría dijo que se le daría una oportunidad. Pero una joven, quizás la mayor de ellos dijo, no. Debe ser responsable, él sabía la hora y vive cerca de aquí. Finalmente se le dio la oportunidad y no ha vuelto a llegar tarde. Pero el proceso para él fue penoso, porque fue cuestionado frente a sus similares y ellos y ellas tuvieron que decidir si participaría o no. 

Aquí se usó una característica especial del amor, que a veces olvidamos y se llama FIRMEZA. 

Las 5 damas previsoras en la parábola fueron firmes. 
¿Eso las hace malas? No creo. Si compartían el aceite quizás no habrían podido entrar porque no alcanzaría y todas quedarían mal.

Dios nos invita a prepararnos y a entender que amar también incluye disciplina, firmeza, responsabilidad. Temas que muchas veces no asociamos con TE AMO.

Si amo soy responsable.
Si amo soy disciplinado. O al menos trato de mejorar.
Si amo aplico la firmeza, primero a mi y luego a los demás.  Aunque muchas veces no te entiendan.

Ser justos y firmes también es amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada